miércoles, 26 de octubre de 2016

EMPRESAS

20º ANIVERSARIO DE PESCADERÍA "DEL PARQUE"

SALVADOR CIMMINO

Todo a pulmón


El equipo de Pescadería Del Parque en pleno
El próximo 30 de octubre PESCADERÍA DEL PARQUE cumplirá 20 años en Villa del Parque. Como la mayoría de las PyMES argentinas, este próspero negocio es fruto de férreo trabajo y conjuga múltiples historias de vida.
Por esas coincidencias, casualidades o causalidades, el 20º aniversario de la empresa coincide con las seis décadas que acaba de cumplir Salvador Cimmino, su titular. En estas circunstancias, resulta casi inevitable hacer una retrospectiva del largo camino transitado.
Salvador (derecha) junto a sus padres y hermanos
Salvador nació en una familia de inmigrantes italianos. Su papá, con apenas 17 años llegó a nuestro país en 1948 proveniente de Marina Grande, por aquel entonces un típico pueblito de pescadores anclado en la bahía de Sorrento, Provincia de Nápoles, Italia. Desembarcó cargado de sueños pero sin nada en el bolsillo. Ya instalado en Buenos Aires se dedicó al oficio que más conocía, la pescadería. Ni bien pudo, llamó a su novia que se había quedado en Italia a la espera de poder venir a Argentina para reencontrarse. Anna y Don Salvatore se casaron y formaron una familia de la cual nacieron tres hijos.
La dedicación de Don Salvatore hizo prosperar el puesto de pescado que tenía en el “Mercado Pacheco” de Barrio Norte. En el año `68 decidió expandirse y junto a sus hermanos se trasladó a un nuevo local en la calle Bulnes entre Las Heras y Cabello, enfocándose a partir de ese momento en la comercialización mayorista y minorista. El crecimiento fue exponencial. En el segmento mayorista abastecían a los principales restaurantes de la ciudad y fueron pioneros en sumar una rotisería de mar. Tenían además, el orgullo de ser una de las tres pescaderías más importantes de Buenos Aires.
En ese contexto y con apenas doce años Salvador descubrió su pasión por la actividad y pese a la oposición de parte de su familia decidió comenzar a trabajar con su papá, por quien sentía una profunda admiración.
El tiempo transcurrió. Aquel niño se convirtió en un hombre que conocía todos los pormenores de un negocio que requiere enorme pericia. A la vez, en la empresa le fueron transfiriendo mayores responsabilidades. En su vida personal, junto a Claudia decidieron formar una familia. Pronto llegarían los hijos: Mauro y Guido.
Pero la vida está hecha de luces y sombras que a veces se imponen como verdaderas bisagras.
En 1992 la muerte de Don Salvatore marcó un quiebre. Fue el principio del fin de una etapa. Al dolor de la pérdida se sumaron diferencias en la sociedad comercial que ahora mantenían su mamá, sus hermanos y él con sus tíos. Y tuvieron que tomar una difícil decisión: vender la parte.
Salvador tenía algo muy claro: quería seguir con su oficio. El limitado capital que le correspondió no le permitía soñar en grande. Recorriendo la ciudad recaló en un fondo de comercio que se vendía casi frente a la estación “Villa del Parque” del ferrocarril San Martín. Era una pequeña y alicaída pescadería venida a menos por falta de atención. “Me tenía un fe ciega” - recuerda ahora Salvador y reconoce “…El barrio me encantó y vi un enorme potencial que no estaba explotado en la zona”.

Y se animó a volver a empezar…
El 30 de octubre de 1996 Salvador Cimmino abrió por primera vez las puertas de PESCADERÍA DEL PARQUE, con muchos sueños y proyectos. Todo su capital estaba puesto en el nuevo emprendimiento. Rememorando aquellos primeros días dice… “Al principio estuve solo y hacía todo: compraba el pescado, lo limpiaba, lo vendía, baldeaba el piso, pasaba el secador…”

Imagen tomada en el primer local de Villa del Parque
Y continúa “…Al poco tiempo, comencé a ofrecer las primeras propuestas elaboradas. Mi mamá, Anna, venía al mediodía y me ayudaba cocinando filetes de pescado fritos. Fue un éxito. La gente solicitaba comida preparada. A los seis meses contraté la primera cocinera y poco a poco fui sumando productos teniendo en cuenta la idiosincrasia y gustos de los clientes hasta conformar una verdadera y completa Rotisería de Mar. El pescado fresco siguió siendo un segmento importante de nuestra oferta.”
Salvador no se equivocó. Supo ver que había una creciente demanda latente generada por la mujer y el hombre actual que desean mantener una alimentación saludable pero encuentran cada vez menos tiempo para cocinar. PESCADERÍA DEL PARQUE día a día les acerca una óptima solución: productos de primera calidad tanto en pescado fresco como en comidas elaboradas a partir de recetas que exaltan el sabor natural de sus ingredientes.
Y el crecimiento fue constante. Por eso, en 2008 Salvador decidió dar otro salto trasladándose unos pocos metros, al local donde durante muchos años había funcionado heladería Santolín (Pedro Lozano 3181) . El 16 de noviembre abrió las puertas del nuevo espacio, mucho más grande y totalmente renovado, con cocina a la vista y amplias heladeras exhibidoras donde el cliente puede ver y elegir cada uno de los productos de su Rotisería de Mar.
Actualmente Salvador cuenta con un equipo de ocho colaboradores, algunos de los cuales lo acompañan desde hace más de quince años. Es el caso de Cerafina de cuyas manos salen gran parte de los platos elaborados, Andrea especializada en sushi y cocina oriental, y Marcelo siempre atento a toda la parte operativa del negocio.
Salvador junto a su esposa e hijos
Salvador sabe que su balance es extraordinario y está inmensamente agradecido a la confianza que sus clientes le dispensan día a día al elegir sus productos, a lo largo de estos 20 años.
Por ello y con el objetivo de promover el consumo de pescados y mariscos, está a punto de lanzar la nueva línea de productos llamada “Báltico” realizados a partir de una selección de recetas y con exclusivas presentaciones. Pronto también estará a disposición la nueva página web.
Y sigue soñando con muchos proyectos que le gustaría desarrollar… pero a la hora de poner en la balanza es consciente que nuevos desafíos implicarían aún más dedicación y más inversión de tiempo, un tiempo que hoy elige reservarlo para compartir con su compañera de vida, Claudia, sus hijos Mauro y Guido, su mamá Anna, su hermano, su familia y amigos.

Consultas: 4502.0018 / 1731

1 comentario:

  1. Excelente negocio, MB atención y productos!!!
    Felicitaciones, toda una tradición en Villa del Parque!!!

    ResponderEliminar