sábado, 12 de marzo de 2016

VILLA DEL PARQUE

EMPRESA

ADIÓS AL "ÚLTIMO ALMACÉN”

Después de 56 años, cerró “EL MODELO”


Don Luis en los primeros años
Los primeros días de febrero de 2016 la empresa bajó definitivamente las persianas.
Si bien hace varias décadas EL MODELO había adquirido las formas de comercialización supermercadista, nunca perdió el alma de aquel almacén fundado por Luis Rodriguez, un español llegado a Argentina a fines de la década del ´40 lleno de sueños pero con poco en los bolsillos. Su tesón y capacidad de trabajo unido a un país próspero,  pronto le permitieron progresar.

Vista de la entrada al almacén
Corría el año 1960 cuando Don Luis inauguró su almacén en un terreno adquirido frente a la estación “Villa del Parque” del ferrocarril San Martín, exactamente en Pedro Lozano 3105.
En ese barrio de casas bajas, Don Luís y su esposa criaron a sus seis hijos que disfrutaron de una infancia de juegos y travesuras con los amigos de la escuela  y de la cuadra. Cuando los chicos fueron creciendo, mientras seguían cursando sus estudios, ayudaban a su padre en el almacén.
Desde su esquina podían verse a lo lejos las casitas que se extendían del otro lado de la estación y el arco iris en los días de primavera cuando después de la lluvia volvía a despuntar el sol.
Siempre precursor y hombre de visión, en la década del ´70 Don Luís transformó su almacén en un autoservicio, siendo uno de los primeros en Buenos Aires en incursionar en esta forma de exposición y venta de productos alimenticios.
Los años pasaron y aquel hombre fuerte, de carácter inquebrantable y sólidos principios legó a sus hijos la continuidad del negocio que se había sostenido a partir de la labor diaria y el sacrificio familiar compartido. Con la sabiduría que dan los años y que logran tener aquellos que aprecian el valor de la vida, decidió empezar a disfrutar de la naturaleza, el buen aire y la tranquilidad de las sierras de Merlo en la Provincia de San Luís.
"EL MODELO" transformado en supermercado
Algunos de los hijos de Don Luís continuaron con el emprendimiento y transformaron el negocio en un supermercado con un amplio salón de ventas climatizado donde el vecino encontraba todo lo que necesitaba: panadería con elaboración propia, verdulería, carnicería, fiambrería, congelados, almacén, bodega, bebidas frías, perfumería, limpieza y bazar. 
Cincuenta y seis años pasaron de aquel primer almacén, que logró sobrevivir en una Argentina oscilante entre sucesivas épocas de bonanza y crisis, en un sector que cambió radicalmente, mutando de la pequeña y mediana empresa -en general de origen familiar- hacia el  hipermercadismo concentrado de capitales extranjeros y supermercados de origen chino. Pero "EL MODELO" supo adaptarse a cada una de las épocas y pudo competir gracias a mecanismos de compra que cuidaron la relación calidad-precio inmejorable. 

Eugenio, Miriam y Gabriel Rodríguez
MIRIAM, EUGENIO y GABRIEL honraron el legado de su padre, supieron mantener y acrecentar el buen nombre de la familia, tanto por la valoración que tenían dentro del sector supermercadista como por el cariño que les dispensaban sus clientes, alguno de los cuales no dudó en reconocer que se le piantó un lagrimón al ver cerrado para siempre el centro de abastecimiento donde llevaba comprando más de cincuenta años.

La familia Rodriguez decidió concluir el ciclo de su empresa y seguramente se abocarán a nuevos desafíos. Les deseamos el mayor de los éxitos en todo lo que encaren y seguramente las callecitas de nuestro barrio seguirán siendo un lugar de encuentro. 

5 comentarios:

  1. ¡Sublime! Si a los cafés de Buenos Aires les otorgan subsidios para subsistir, por qué no a un almacén de barrio, que es parte de nuestra identidad..? Conocí a Estela y a la pequeña Miriam (Dos de los cuatro Rodríguez), en la adolescencia. No conocí "El Modelo", pero sabía que ellas trabajaban con sus padres, en el ALMACEN de la familia. Gracias, por el sacrificio..! Hermanos Rodríguez...

    ResponderEliminar
  2. hermosa nota, hermosa familia!!!! y se del sacrificio que hicieron y cuanto trabajaron. hasta el punto de perderse a veces encuentros familiares por estar hasta la hora de cierre. miriam querida te queremos y exitos en esta nueva etapa!!! silvina v

    ResponderEliminar
  3. que increible verlo cerrado despues de comprar tantos años alli!

    ResponderEliminar
  4. Que pena.. trabaje muchísimos años en el Super, que triste, estos días quería presentarle mi hija a Miriam, les deseo lo mejor a la familia Rodriguez.

    ResponderEliminar